facebook twitter youtube intagram
  • Tres Cantos

"La prostitución, la mendicidad o el trabajo forzado en el campo son parte de la trata de personas"

Así lo ha señalado, Aleida, una joven activista mexicana por los Derechos Humanos que ha visitado Tres Cantos para hablar de feminicidios y violencia contra la mujer en México, que arroja datos muy duros desde hace años. Según las últimas estadísticas, en el país se producen 9 feminicidios al día, 6 de cada 10 mujeres mexicanas se han enfrentado a un incidente de violencia, y el 41% de las mujeres han sido víctima de violencia sexual.

Aleida, que es natural de Querétaro, habló sobre su experiencia al recopilar datos sobre personas desaparecidas, trata de personas y feminicidios, así como de las consecuencias psicosociales que afectan a sus familias y comunidades y las maneras en que éstas enfrentan la violencia.

"Los desaparecidos, a los que se ha prometido un empleo y unos ingresos, son habitualmente personas con escasos recursos económicos o que quieren mejorar su vida y que son víctimas de mafias que se dedican a la trata de personas", explicó Aleida. La joven añadió que las víctimas pueden acabar en prostíbulos, factorías de todo tipo de productos, pero también en la mendicidad (en este caso se suelen raptar a niñas y niños y ancianos), y el trabajo forzado en fábricas, bares o incluso domicilios particulares.

 Utilización de redes sociales para convencer a las víctimas

"Estos grupos delictivos utilizan el engaño para convencer a la víctima de que abandone su familia o su hogar, y últimamente hasta las redes sociales para convencerlas", explica Aleida para añadir que "cuando las familias acuden a denunciar la desaparición, las autoridades minusvaloran ésta con argumentos como que "tal vez su hija se haya ido con el novio o haya querido hacer un viaje". Una vez en las redes de las mafias, es prácticamente imposible salir y su vida se convierte en un infierno de amenazas, violencia, drogas, y a menudo muerte.

- Publicidad -

BANNER ferciauto articulo

En este sentido, la activista por los Derechos Humanos afirmó que a menudo se encontró ella misma con autoridades, o servidores públicos que pusieron más impedimentos que ayuda para esclarecer los casos: "Dicen que hacer públicos los datos de este tipo de casos van a crear alarma y asustar las inversiones de empresas en la zona". Las amenazas sufridas, de tipo verbal, en redes sociales y también físicas, le obligaron a salir de México y huir a España donde está en un Programa de Protección de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos en el mundo de Amnistía Internacional.

Reflexión sobre nuestro consumismo y sus efectos en países más pobres

Aleida quiso hacer una reflexión sobre hasta qué punto nuestro consumismo origina que haya gente en países más pobres que sea víctima de mafias y explotación: "¿Cuántas veces nos preguntamos quién elabora la ropa que encontramos en las tiendas, y que cada vez es más barata? No vemos que hay muchas mujeres migrantes que están siendo explotadas en maquilas para la confección de esa ropa".

La activista también quiso reflexionar sobre la prostitución: "México tiene zonas muy fuertes de turismo sexual, donde viajan europeos y estadounidenses. ¿Quién consume a esas mujeres que sufren un régimen de explotación? Aquí hay una doble moral porque los mismos hombres que les desean un buen día a sus hijos, luego van a estos sitios a consumir a una mujer".

Actualidad Tres Cantos