facebook twitter youtube intagram
  • Sierra Norte

CCOO critica la política "errática" de la CM sobre la cabra montés en el Parque Nacional

 cabra montes
01logo

CCOO ha criticado la "política errática" de la CM en relación al Plan de Gestión de cabra montés que prevé la eliminación de 2.500 ejemplares de esta especie en la Sierra Norte a lo largo de cinco años debido a la superpoblación de este animal en enclaves del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Mientrsa tanto, la CM señala que en realidad el Plan no se ha iniciado todavía.

El delegado sindical de Comisiones Obreras en el sector autonómico de Agentes Forestales, José Luis Díaz, ha afirmado en Onda Cero Madrid Norte que "la CM no ha anunciado todavía cómo se va a llevar a cabo este plan, ni tampoco ha especificado cuántas cabras se van a matar" y denuncia que "no se hayan buscado alternativas para el control poblacional, que no incluya su muerte".

En febrero de 2016, el consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada, señaló que, según el último censo disponible, la población de cabra montés dentro del Parque Nacional ronda los 4.000 ejemplares, lo que supone unas 42 por kilómetro cuadrado. Esa densidad de población supone daños sobre la vegetación y sobre especies de flora protegida y está provocando el desplazamiento de otras especies de fauna. Además, el alto número de individuos puede desencadenar problemas sanitarios como la sarna, y supone un peligro para la seguridad vial y los núcleos de población cercanos. Ante esta situación, los técnicos consideran que la población no debe superar los 16 animales de esta especie por kilómetro cuadrado; es decir, unos 1.300 ejemplares en toda la zona.

En ese momento, la CM dijo que el plan de gestión de la cabra montés correría a cargo de personal especializado de las consejerías de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y la Junta de Castilla y León, así como del personal de Parques Nacionales, agentes forestales y medioambientales o personal de empresas especializadas. Anunció igualmente que tendrán "protagonismo en su puesta en marcha otras entidades colaboradoras, como los Ayuntamientos cuyo término municipal está dentro del Parque (15 en la vertiente madrileña) o las sociedades de cazadores locales".

Han pasado ocho meses y los agentes forestales dicen que no saben nada de este plan. José Luis Díaz afirma que la superpoblación de cabras en la sierra madrileña se debe a "una nefasta gestión de la biodiversidad y una política errática del gobierno regional".

Díaz denuncia que hacer batidas de caza supone "un peligro real para los miles de visitantes que registra el parque cada día". El agente forestal afirma que en los últimos años se han producido episodios graves como "tener que sacar rápidamente a un grupo de escolares en una zona de Rascafría donde se estaba cazando jabalíes" o que u grupo de excursionistas se encontrara en medio de los disparos cuando paseaban por un monte público. Díaz calificó estos hechos de "graves", y fueron denunciados ante la Comunidad de Madrid.

Los Agentes Forestales proponen "reintroducir el lobo en los ecosistemas para que actúen como depredadores naturales de las cabras".

Díaz añade que agentes forestales se han encontrado con cadáveres de cabras en el monte, "sin la cabeza", lo que podría suponer un "problema de salud para los buitres debido a que pueden intoxicarse con las balas de plomo que se utilizan para dispararles".

Actualidad Sierra Norte

banermilenium_garantiadental

IVECO

Renault Autofer