Madrid Norte 24horas

Switch to desktop

marketing digitalapps para android

El ganadero serrano Javier Colmenarejo pide más protección ante el ataque de lobos a rebaños

El ganadero Javier Colmenarejo señala que "la ganadería extensiva es incompatible con la presencia del lobo en la Sierra Norte" y ha recordado los perjuicios que están originando los ataques de lobos a las ganaderías serranas, que se están produciendo en los últimos dos años.

microfono ondaceromadridnorte portada(1)

logo onda ceroEscucha la entrevista en Onda Cero Madrid Norte

El ganadero, conocido como el cabrero de San Mamés (localidad serrana enclavada en la Sierra Norte, donde tiene la quesería artesanal y del campo "Santo Mamés"), sufrió un ataque de lobos a su rebaño de cabras de Guadarrama el 11 de enero de 2015.
Explica que dejó su rebaño de 260 animales pastando a unos 500 metros de casa, para ir a comer, "a la hora, los animales desaparecieron por la intervención de una manada de lobos, que se las llevaron a un pinar".
"Allí, los lobos mordieron a las cabras. En algunos casos, las mataron, y en otras las hirieron. Los lobos también atacaron a los dos perros que se habían quedado al cuidado de los animales", afirma Colmenarejo.
De sus 260 cabras, pudo recuperar 160 al cabo de los días. En la búsqueda en la sierra cercana de los 80 animales restantes, se encontró con 47 cabras muertas, y el resto ejemplares heridos.
Estas no se restablecieron: han sufrido abortos, se les retiró la leche, o parieron cabritillos con malformaciones.
"El daño moral y psicológico que nos genera esta situación es grande. Son nuestros animales, los hemos criado y conocemos hasta quienes las parieron", dice Colmenarejo.
El ganadero, que se dedica a la ganadería extensiva desde joven, no entiende por qué se defiende al lobo, por ser un animal protegido, y en cambio no se hace lo mismo con la cabra de Guadarrama, raza a la que pertenecen sus animales, que también está en vías de extinción.
"Lo que pedimos es más protección de nuestras ganaderías", dice Colmenarejo que pide más agentes forestales para vigilar las zonas. Además añade que las explotaciones ganaderas tienen otras funciones interesantes para el medio ambiente como el control de pastos: "Si nuestros animales no se comen los pastos, se creará maleza, y habrá que enviar a agentes para que la eliminen y evitar posibles incendios".
Igualmente, el ganadero denuncia la lentitud de la administración para indemnizar a los propietarios por los daños económicos, una reivindicación que también es secundada por el sindicato UGAMA, Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la CAM, que ha hecho una serie de reivindicaciones a la Comunidad de Madrid para evitar las pérdidas económicas por ataques de lobos, perros asilvestrados y en los últimos meses hasta buitres.

Noticias relacionadas

El sindicato ganadero Ugama estima en 200 los ataques de lobos ocurridos en el último año

Actualidad Sierra Norte

Madrid Norte 24 Horas | Un desarrollo de Extramedia Comunicaciones.

Top Desktop version