facebook twitter youtube intagram
  • Algete

La Policía Local de Algete imparte charlas a jóvenes contra el bullying y ciberbullying

El bullying es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre estudiantes de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado tanto en el aula, como a través de las redes sociales, con el nombre específico de ciberbullying.

 

10/03/2020. La Policía Local de Algete ha impartido hoy a los alumnos de 5º curso de Primaria del CEIP Padre Jerónimo de Algete una charla sobre la prevención de conductas violentas en el ámbito escolar, lo que se conoce como “bullying” y “ciberbullying”.

El objetivo es concienciar a los menores en la prevención y actuación ante este tipo de conductas, con mensajes dirigidos tanto a quienes lo sufren como a los agresores u observadores de casos de violencia, acoso o discriminación en centros educativos, así como enseñarles a decir “No” y a animarles a que denuncien cuando sufran o vean un caso.

Las charlas van encaminadas a prevenir el acoso escolar o bullying, incluyendo tanto el acoso de tipo físico, como verbal, psicológico o social que se da entre la población escolar.

-Publicidad-

articulo

Asimismo, se han dado a conocer a los menores cuáles son los peligros y consecuencias de otras variantes del bullying, como son el ciberbullying (acoso a través de las redes sociales o internet) y se les ha informado de las medidas que se deben tomar para evitar ser víctima de ciberbullying, como:

Pedir ayuda. Si es un menor debe recurrir a su padre, madre o persona adulta de confianza.

No responder a las provocaciones. Es preferible mantenerse en calma y no actuar por impulsos.

No hacer presunciones, a lo mejor las personas que parecen implicadas no son como aparentan.

Evitar lugares en los que sean asediados. En redes sociales será sencillo, si es a través del móvil, cambiar de número.

Cuanto más publiquen sobre ellos, más vulnerable serán. Cerrar la información online de su vida a las personas que no sean de plena confianza.
Guardar las pruebas del acoso y asegurar la identidad de los autores.

Comunicar a los que acosan que lo que están haciendo molesta y pedir, sin agresividad, que dejen de hacerlo.
Hacerles saber que lo que están haciendo es perseguible por la ley.

Dejar constancia de que están en disposición de presentar una denuncia, si a pesar de ello sigue el acoso.
Tomar medidas legales si el acoso no cesa.

Posteriormente se ha proyectado un vídeo para que los menores participasen de forma activa y expusiesen sus opiniones e inquietudes respecto al tema abordado.

Actualidad Algete