facebook twitter youtube intagram
  • Alcobendas

El Ayuntamiento de Alcobendas apela la anulación de las licencias de la Carrascosa

El gobierno de Alcobendas ha defendido el cambio de uso urbanístico de la zona de la Carrascosa, donde se ubican las 80 viviendas adosadas cuyas licencias de construcción han sido anuladas por el juzgado contencioso administrativo 5 de Madrid.

En dicha anulación, el juez alega, entre otras cosas, que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alcobendas, de 2009, contempla que, en el caso de ampliar el espacio urbano hacia el este de la urbanización de La Moraleja, este ensanche se realizará en forma de uso terciario (oficinas y lofts) del terreno.
Además el juez considera que "lo que se ha realizado con el Plan Especial objeto del presente procedimiento es incrementar el beneficio patrimonializable para el propietario o promotor del nuevo desarrollo residencial, incrementándose la patrimonialización de los beneficios sin aumentar las cesiones a la Comunidad, ya que las mismas se hicieron anteriormente, cuando el uso del suelo era terciario (que tiene un aprovechamiento lucrativo sensiblemente inferior)".

Denuncia de la Entidad e Conservación de La Moraleja

La anulación se produce por una denuncia presentada por la Entidad de Conservación de la Moraleja en aras de defender la calidad de vida de los vecinos de este barrio. Su presidenta, Cristina Martínez, ha señalado que el plan de construir mil viviendas en Carrascosa A y B provocaría un incremento de habitantes y vehículos en la zona. Incluso afirman que "si la densidad de población de la Moraleja es de 2,4 habitantes por hectárea, en La Carrascosa pasaría a 54 personas en el mismo espacio."
La Entidad de Conservación añade que a esto hay que sumar que "la zona es un fondo de saco", y no tiene salida independiente a la carretera, por lo que "los nuevos vecinos y vehículos que llegaran deberían utilizar los viales ya existentes atascando la zona".
Mientras, además de presentar un recurso de apelación a la anulación, el gobierno local defiende los motivos que impulsaron a cambiar el uso urbanístico. El concejal del gobierno local, Ramón Cubián mantiene que este tema se lleva arrastrando desde 2005, cuando el anterior gobierno, del PSOE, recalificó los terrenos para uso terciario. "El cambio de uso es una solución intermedia porque la construcción de 870 lofts y 70.000 metros de oficinas habría hecho que hubiera más vecinos y coches, y más tráfico", señala Cubián, que añade que "el objetivo fue reducir el impacto que habría habido si se hubiera seguido el plan original".
En cuanto a los accesos, el ayuntamiento dice que ha puesto en marcha trabajos para sectorializar la zona de Buenavista, que está al este de la Moraleja, en la que se proyecta una vía rápida de salida del barrio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Actualidad Alcobendas