facebook twitter youtube intagram
  • Alcobendas

Descubre el programa en Alcobendas que promueve visitas de jóvenes a abuelos "que hacen felices a todos"

Foto de familia de la primera sesión de Adopta un Abuelo en una residencia de ancianos de Alcobendas

La ONG manchega "Adopta un abuelo" ha comenzado una nueva temporada de su programa de voluntariado social que promueve la visita de jóvenes a mayores que viven en residencias con el fin de ofrecer cariño y compañía a estos últimos pero también crear en los más jóvenes vínculos con las generaciones anteriores.  Onda Cero Madrid Norte ha estado en la primera toma de contacto entre unos y otros en la Residencia de Ancianos Orpea de Alcobendas, aunque esta iniciativa está implantada este año en 21 ciudades y 27 centros residenciales y se quiere trasladar a 12 países.

El programa, que se inició en 2014, pretende relacionar a miembros de dos generaciones alejadas en el tiempo; la que nació y creció en la dictadura y luego construyó un país en democracia, y la de los millenial, que todavía tienen que forzarse un futuro. 

De las visitas que los jóvenes realizan durante nueve meses en parejas, una vez por semana a lo largo de una hora, salen "experiencias únicas para todos" que además enganchan. De hecho, según los organizadores, el 70% de los participantes repiten al año siguiente lo que es una alta tasa de fidelización. 

Lorena Rumbo es embajadora de "Adopta un Abuelo" en Madrid y fue la encargada el 20 de noviembre de presentar entre sí a los nuevos voluntarios y a los abuelos y abuelas que han "adoptado".

Rumbo comenzó en el programa el año pasado y señala que la experiencia ha sido mágica e inolvidable: "Nos apuntamos a la iniciativa una amiga mía, María, y yo, y conocimos a Isabel, una persona llena de ternura de la que he aprendido un montón de cosas en este tiempo, y que se ha convertido en alguien muy especial para mí".

Qué se puede hacer en las visitas y qué beneficios tienen

Las posibilidades que da esa hora de confraternización son múltiples, según la organización: conversar, jugar a las cartas, tomarse algo, ver la tele, leer la prensa, revistas o libros, visitar una exposición, dar una vuelta por la calle o a un parque cercano, por ejemplo.

Los beneficios también son múltiples: la ONG dice el acompañamiento y la conversación tienen una clara repercusión en la salud y en la esperanza de vida. El último estudio realizado en abril de 2018 por la organización revela que se aprecia mejoría a nivel conductual y emocional de los abuelos, también en la agilidad, la rapidez mental, la “muestra de atención y la concentración”.

Para participar, los jóvenes tienen que tener entre 18 y 35 años, comprometerse a hacer las visitas semanales, y utilizar su empatía para conectar con los mayores.

En el primer encuentro, conocieron algunas normas como, por ejemplo, no tratar temas que puedan resultar conflictivos para los mayores, no dar alimentos a estos por su cuenta así como pedir autorización a la residencia para salir de la misma en caso de querer hacer alguna actividad fuera del centro.

Más información en https://www.adoptaunabuelo.org/ 

Actualidad Alcobendas